El huevo ecológico no contienen hormonas, antibióticos, ni aceleradores de producción, son más nutritivos, tienen mejor sabor y más vitamina A – E y omegas. 

Las gallinas se manejan, 100% del tiempo, en un ambiente de pastoreo al aire libre y gozando de absoluta libertad de movimiento, contribuyendo al NO maltrato animal.